miércoles, 13 de febrero de 2013

Crecimiento espiritual...

Mantener un cuerpo físico sano no es fácil, como seres humanos estamos en una constante contaminación, somos presa de virus, bacterias y cantidades de microorganismos que dañan nuestro cuerpo, digo esto para que entiendan que mantener un cuerpo espiritual sano no es fácil cuando convivimos en un mundo de pérdidas de valores total y a diario somos carne de cañón de muchos vicios. si de algo tenemos que estar seguros en ésta vida es de lo que queremos. La confianza que tengamos en nosotros mismos, la fe en Dios como nuestro Padre que es, el respeto a los valores, nuestra conducta, el respeto por nuestros semejantes eso dará inicio a nuestro crecimiento no sólo personal si no también espiritual. Recuerden "somos lo que pensamos"

sábado, 1 de septiembre de 2012

Monólogo de una vida.

Mis tesoros cuando yo escribo acerca del crecimiento espiritual y personal, la autoayuda, valoración como seres, etc., cada palabra que escribo para ustedes también la tomo para mí, yo también estoy aprendiendo de lo que escribo, porque lamentablemente todos en mayor o menor grado tenemos problemas y si no aprendo como puedo enseñarlos. Saber que aplica ayuda, sino aplico lo que escribo me hundo inexorablemente. (Mil/Sal)

domingo, 4 de diciembre de 2011

MONÓLOGO DE UNA VIDA


 El paso de los años nos hace cada día más infinitos, más íntegros, más humildes y más puros. La gloria de los cielos se consigue con nuestra perseverancia, con nuestro sacrificio y con nuestro amor. No hay pecado sin causa aparente, no hay justiciero sin pena, ni hay desidia sin tormenta, sólo los grandes de espíritus y los rectos de corazón  serán los abanderados del Padre a la hora de la gran batalla, no desperdiciemos nuestro tiempo en cosas sin sentido seamos útiles hasta con nosotros mismos, no dejemos de lado las acciones que nos hicieron felices en un tiempo, conservemos en nuestros recuerdos un poco de felicidad de los años pasados. No perdamos lo que un día nos unió,  ante todas las cosas de éste mundo existe una amistad inquebrantable que el día de nuestra partida indetenible nos mantendrá unidos en una sola fuerza… DIOS.

jueves, 6 de octubre de 2011

Monólogo de una vida


Siempre al acostarme me dirijo al sagrado lugar de las cosas ocultas y le pido a mi gran señor de las alturas que no me abandone en esa nueva travesía que tendré durante la noche, esa travesía que llaman sueño. Allí durante esa larga noche desplazaré mi espíritu por lugares inimaginables a una velocidad increíble, atravesaré las fronteras del silencio, seré conocedor de los grandes secretos que serán develados ante mí en distintas circunstancias. Porque un sueño puede durar de segundos a minutos y parecer horas, porque en ese mundo silencioso de los sueños se pierde el sentido del tiempo, es más, no existe, el tiempo solo existe para el humano en la tierra, pero en ese espacio donde solo el subconsciente pisa no hay espacio para el tiempo. Y al abrir mis ojos ante ese nuevo día le doy gracias a mi padre por haber alcanzado esa nueva luz, quizás el hombre llegue a morir y nunca entienda al mágico mundo de los sueños, pero ese momento de nuestras vidas es tan enigmático que en ese trayecto diario y obligatorio en la vida del hombre podemos morir con las emociones vividas y decir simplemente cuando el cuerpo amanece  inerte ante un nuevo día...  "murió de forma natural".

Monólogo de una vida

No te dejes llevar, prefiere ser conducido por tu propio vehículo (cuerpo),  porque las personas que te guíen siempre querrán que tú veas lo que ellos creen ver y pienses lo que ellos piensen, debes permitirle a tu cuerpo darse el lujo de elegir el camino a seguir, nunca actúes por inercia,  hacer las cosas porque a los demás les parece que debe ser así, sé tú mismo hasta en las decisiones más insignificantes, pero sé tú.  Si dejas a otros las tomas de tus decisiones,  jamás tendrás criterio propio,  serás un ser en tinieblas porque siempre necesitarás la aprobación de otros para solucionar tu vida.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Monólogo de una vida


Quizás nunca llegue a entender al mundo,  quizás nunca llegue a alcanzar los sueños que siempre quise lograr. Pero si algún día tengo la dicha de renacer en otra vida, y redescubrirme en ella recordando por un instante que viví en otro cuerpo, bajo otro sexo y otro nombre, ese día entenderé la magia del ser y su evolución como espíritu. Ese día podré alcanzar  conocimiento pleno de entender que puedo tener múltiples vidas en este universo, pero mi ser siempre estará contenido en un solo espíritu.

domingo, 17 de abril de 2011

Monólogo de una vida

Jamás debemos negarnos a nosotros mismos y menos aún negar lo que somos, siempre debemos aceptarnos tal cual somos, porque al aceptarnos estaremos aceptando nuestros errores y eso nos dará la oportunidad de enmendarlos. Cuando el hombre logre alcanzar la vida plena se dará cuenta del tiempo que perdió enfrascándose en ideas inútiles que solo son partidarias de pérdida de tiempo. Nosotros debemos adelantarnos  a nuestros fracasos y no permitir que ellos lleven tantas equivocaciones a nuestras vidas, eso solo lo lograremos aceptando que los cometimos, porque si eso no ocurre, jamás avanzaremos hacia una vida plena.